Entrenamiento de los caballos

Article4

Cada caballo – al igual que cada persona – tiene su propio carácter.

Hay caballos miedosos y dominantes, alegres y flemáticos, divertidos pero también tristes, inquietos y cauteloso, sensible y más bien rústicos, muy inteligentes y menos inteligentes. Y a todas estas características quiero tenerles consideración a la hora de educarlos. Esto significa que los elementos básicos de la educación son siempre los mismos, pero la forma en que los aplico depende del caballo. A fin de garantizar una formación que sea duradera y sostenible, intento introducir al propietario lo máximo posible en el entrenamiento. En la primera fase del entrenamiento el propietario más bien tiene un papel pasivo, mientras en la segunda fase las lecciones prácticas llegan a la acción.

Dieser Post ist auch verfügbar auf: Alemán